Nuevas pruebas surgen sobre la muerte de Robin Kohel.

Las pruebas de ADN y tejidos no habían sido concluyentes y todo parecía apuntar a que el caso quedaria cerrado por falta de éstas pero unas grabaciones de la Python de Robin mostraron una Cobra MKIII huyendo de la escena.

El ID de la nave todavía no ha podido ser identificado pero por la trayectoria y la falta de interferencias por hipermotor, la nave estaría aún en el sistema.

Además de eso, numerosas llamadas han explicado avistamientos de naves negras de algún tipo de servicio de seguridad en el sistema durante estos días pero nadie ha querido decir nada desde la cúpula de SBM.


Source: Elite ESP