Azimuth: una perspectiva histórica (parte 2)

Galnet 24 JUN 3308

Resumen de los sucesos principales sobre el ascenso y la caída de la organización Aegis, formada por las tres superpotencias.

La Alianza, el Imperio y la Federación crearon Aegis en 3303 con el objetivo de que guiara la investigación xenológica y coordinara las acciones defensivas contra los Thargoides. Con el temor de que las especies alienígenas pudieran llegar a conquistar el espacio humano, el papel de Aegis consistía en encabezar la resistencia contra un enemigo común.

Preocupaba que Aegis pudiera adoptar las mismas prácticas inmorales de su infame predecesor, INRA, fundado en 3125 durante la Primera Guerra Thargoide. Pero la nueva agencia fue recibida con los brazos abiertos por la gran mayoría, y empezó a proporcionar información sobre la actividad Thargoide y armas avanzadas.

Como las naves capitales eran vulnerables a los campos de desactivación Thargoides, a Aegis no le quedó otra opción que confiar en pilotos independientes para los combates entre naves. Pese a su eficacia a la hora de coordinar la defensa, recibió críticas por no tener una estrategia para derrotar a la amenaza alienígena.

En 3306, Aegis empezó a dar muestras de declive. La red de detección Eagle Eye dejó de notificar los ataques Thargoides, y se echaba en falta inversión en armamento antixeno nuevo. El ascenso del ELN había alterado el escenario político, y la financiación de Aegis se había redirigido hacia la defensa contra el terrorismo y la preparación frente a una posible guerra entre el Imperio y la Federación.

En marzo de 3307, la cumbre galáctica no consiguió ratificar el Tratado de Sirius, que habría unido a las superpotencias, corporaciones y sistemas independientes contra los Thargoides. Por el contrario, Aegis recibió órdenes para investigar a los Guardianes. Se creía que la civilización extinta era la clave para sofocar la tecnología biomecánica de los Thargoides.

En mayo de 3307, concluyó una iniciativa que permitió enviar enormes cantidades de artefactos de los Guardianes a la meganave Alexandria, de Aegis. Las naves Thargoides se sintieron atraídas por la concentración de esta tecnología creada por su viejo enemigo y siguieron a la Alexandria de un sistema a otro. Cuando la meganave no apareció tras su último salto hiperespacial, se asumió que la habían interceptado y destruido.

Se inició una comisión de investigación independiente para estudiar la desaparición de la Alexandria. La investigación fue tan concienzuda que la mayoría de las actividades de Aegis se suspendieron y varias figuras importantes se vieron obligadas a dimitir. El respaldo público en la agencia era bajo, daba la sensación de que ya no estaba a la altura.

En noviembre de 3307, la reputación de Aegis cayó todavía más cuando el enlace militar de Aegis demostró ser un corrupto. El almirante Aden Tanner comandó un asalto no autorizado contra Hind Mine en el sistema T Tauri, la sede de la empresa aliada de Salvation, Taurus Mining Ventures. Tanner estaba convencido de que las actividades de Salvation provocaban deliberadamente a los Thargoides y de que la estación espacial contenía pruebas de ello. Sus acciones fueron un fracaso y provocaron un consejo de guerra, lo que aceleró el declive de Aegis.

El Informe Baumann, que publicó los hallazgos de la investigación en enero de 3308, sacó a la luz problemas endémicos, como la negligencia, la mala gestión y el trato hacia los pilotos como mercenarios prescindibles, entre otros. Las víctimas del desastre de la Alexandria y del ataque a Hind Mine fueron la gota que colmó el vaso.

La Alianza, el Imperio y la Federación anunciaron que Aegis se reemplazaría por cuerpos especiales antixeno. Sus meganaves de apoyo, todavía activas por las incursiones Thargoides, se llenaron de voluntarios hasta que la empresa de logística de combate Frontline Solutions aceptó tomar el relevo.

Incluso cuando se descubrió el verdadero objetivo de la Alexandria, así como datos que respaldaban las sospechas del almirante Tanner, el colapso de Aegis era ya irreversible. En los últimos meses, Salvation había logrado resultados increíbles a una escala inalcanzable para cualquier potencia militar.


Source: Elite ESP