Azimuth: una perspectiva histórica (parte 3)

28 JUN 3308

Resumen sobre cómo afectó a Aegis el ascenso de Salvation como fuerza antixeno competidora.

“De momento, no puedo facilitarte mis credenciales, pero te diré que soy un hombre de ciencia totalmente ajeno a la política moderna. Estoy reclutando agentes con el objetivo de investigar el trabajo de Azimuth Biochemicals hace doscientos años, pues considero que podría tener una gran relevancia científica. Durante este tiempo se han perdido muchas cosas, pero nuestra dedicación nos permitirá reescribir la historia”.

Así se presentó la figura anónima conocida como “Salvation” ante los miembros de la Federación de Pilotos en abril de 3307, sin rostro y sin voz, y así sigue a día de hoy. Sus mensajes lo caracterizan como un científico volcado a la causa, con gran confianza en lograr su objetivo de destruir a los Thargoides y “salvar a la humanidad”.

Estaba claro que Salvation tenía conocimientos detallados sobre Azimuth Biochemicals, pues sin ellos, la Hesperus no se habría descubierto. Empezó a reclutar pilotos independientes con el objetivo de que completaran misiones a través del intermediario Taurus Mining Ventures, una corporación del remoto sistema T Tauri.

Cuando localizaron la Proteus, en junio de 3307, Salvation exigió exclusividad de explotación del ancestral campo de batalla entre Guardianes y Thargoides ubicado en Trapezium Sector YU-X c1-2 1a. Aegis también presentó su candidatura, pero la iniciativa de recoger artefactos de los Guardianes del yacimiento quedó eclipsada por la campaña de Taurus Mining Ventures. En muy poco tiempo, Salvation se consolidó como un claro rival de Aegis y aseguró que la agencia respaldada por las tres superpotencias no era de fiar.

Esto se vio respaldado por la trágica pérdida de la meganave Alexandria. Debido al cargamento de artefactos de los Guardianes que llevaba, los Thargoides habían estado persiguiendo a la meganave hasta que esta desapareció en el hiperespacio. Una investigación independiente sobre el desastre ordenó la inhabilitación de Aegis, algo que a Salvation le vino como anillo al dedo para sus operaciones.

En septiembre de 3307, Salvation avisó de un ataque Thargoide inminente en el sistema Cornsar que, al parecer, detectó su versión de la Eagle Eye. Aegis y las facciones locales hicieron caso omiso alegando que era improbable, pero las naves Thargoides asediaron el sistema.

Salvation se volvió a poner en contacto con los pilotos y les pidió que transportaran equipamiento esencial de una meganave de Taurus Mining Ventures hasta Cornsar para un prototipo de arma que estaba construyendo. Varios comandantes que desconfiaban de Salvation o apoyaban a Aegis propusieron una iniciativa alternativa, lo que ilustró que cada cual tenía apoyo en la comunidad galáctica.

Cuatro días más tarde, las huestes invasoras Thargoides desaparecieron inesperadamente de Cornsar. La mayoría se marchó al hiperespacio, pero las naves alienígenas que cayeron permanecieron en algunos cuerpos planetarios. Salvation desveló que había desarrollado una superarma antixeno capaz de eliminar la presencia Thargoide de sistemas estelares completos: “He logrado lo que Aegis no pudo: un medio efectivo para rechazar la amenaza alienígena”.

El origen de esta increíble superarma nueva no estaba del todo claro, pero los indicios de tecnología de los Guardianes que se encontraron en Cornsar ofrecían una posibilidad inquietante. ¿Había detectado Salvation el acercamiento de los Thargoides o los había atraído deliberadamente a Cornsar al acumular enormes cantidades de artefactos de los Guardianes, como sucedió con la Alexandria, para poner a prueba su prototipo de superarma?

En palabras de Vox Galactica: “El tiempo dirá si la ambición de Salvation de remplazar a Aegis es una meta noble o si estamos remplazando lo malo conocido por algo aún peor”.


Source: Elite ESP