Azimuth: una perspectiva histórica (parte 5)

29 JUN 3308

El último artículo de esta serie analiza los sucesos que provocaron el resurgir de Azimuth y los planes de futuro de Salvation.

En febrero y marzo de 3308, Aegis empezó a diluirse poco a poco cuando las superpotencias caparon sus operaciones. Los líderes siguieron exigiendo su restablecimiento, no solo para hacerles frente a los Thargoides, sino también para oponerse a Azimuth Biochemicals. Aseguraban que esta siniestra corporación seguía desarrollando investigaciones xenológicas sin permiso y que era responsable de miles de muertes.

Mientras, el número de incursiones Thargoides seguía aumentando, quizá en respuesta a la superarma con tecnología de los Guardianes de Salvation. Esto culminó en abril de 3308 con una invasión simultánea de los sistemas Didio, Novas y Sosong, importantes centros poblacionales de la Alianza, el Imperio y la Federación, respectivamente. Había más de 10 000 millones de vidas en peligro.

Salvation y las fuerzas militares de las superpotencias respondieron al unísono. Se desplegaron las naves capitales de la Alianza, el Imperio y la Federación para coordinar las defensas de los sistemas y albergar la fabricación de tres superarmas nuevas. Las entrevistas con los almirantes a cargo de los cuerpos especiales antixeno proporcionaron información sobre lo mucho que confiaban en Salvation.

Las superarmas se detonaron en los tres sistemas con éxito, pero esta vez no dejaron restos a su paso. No quedó del todo claro si estas armas en particular eran menos efectivas o si los Thargoides se habían anticipado y replegado antes de sufrir daños.

No obstante, Salvation sumó una nueva victoria. Al poco, anunció que estaba trabajando en la siguiente generación de dispositivos que permitirían “lanzar un ataque abrumador contra la especie Thargoide”. Taurus Mining Ventures recibió más personal, suministros y equipamiento para acelerar el desarrollo de la superarma.

En mayo de 3308, hubo un descubrimiento impactante: la profesora Alba Tesreau, antigua directora de investigación de Aegis, recibió un soplo que apuntaba a una base espacial abandonada en el sistema DG Canum Venaticorum. Esta era una base desconocida de INRA, la División de Reserva Naval Intergaláctica creada para combatir a los Thargoides durante los siglos XXXII y XXXIII.

Las evidencias que se encontraron en la base demostraban que INRA había contratado a Azimuth Biochemicals para el desarrollo de un virus micoide. Se trataba de una bioarma muy controvertida que se empleó en 3151 para infectar la nave nodriza alienígena y que ayudó a poner punto final a la Primera Guerra Thargoide.

Los registros del Dr. Caleb Wycherley, vicepresidente de investigación de la compañía, explicaban cómo se había ganado el apodo de “la Bruja” al quedarse ciego de un ojo por el ataque de un espécimen Thargoide. También prometió que, bajo su tutela, Azimuth se entregaría en cuerpo y alma a la destrucción de los Thargoides: “Si he de ser la salvación de la humanidad, que así sea”.

Los antiguos líderes de Aegis aseguraron que esto confirmaba su teoría sobre que Salvation y “la Bruja” eran la misma persona, y que Azimuth llevaba décadas trabajando en la sombra. La profesora Alba Tesreau desveló más tarde que el soplo procedía del sujeto D-2, único superviviente de los experimentos del Proyecto Serafín para crear un piloto humano para las naves Thargoides.

Hubo quienes creyeron que Aegis se había inventado estos registros, ya que el doctor Wycherley tendría entonces más de 200 años en la actualidad. Pero, aunque Salvation no confirmó manifiestamente su verdadera identidad, las sospechas de Aegis cobraron valor cuando Taurus Mining Ventures adoptó el nombre de “Azimuth Biotech”. Salvation describió cómo la división de investigación de Azimuth había sobrevivido como organización independiente bajo su control, centrada exclusivamente en investigación Thargoide y preparándose para el conflicto entre especies.

Surgió un clamor popular cuando se relacionó al salvador de la humanidad con la bioarma micoide, el Proyecto Serafín, el ataque a la Alexandria y otras actividades ilegales o inmorales. Pese a todo, no hubo reacción por parte de la Alianza, el Imperio ni la Federación, cuyas fuerzas militares estaban centradas en colaborar con Salvation para derrotar a los Thargoides.

La semana pasada, hubo indicios de que Azimuth Biotech ha estado movilizando a sus fuerzas y preparándose para una operación a gran escala. Esto podría responder a la promesa de Salvation de desvelar un tipo de superarma antixeno más poderosa. Pronto sabremos si Azimuth es capaz de repetir la historia y asestar el golpe definitivo con el que concluir la Segunda Guerra Thargoide.


Source: Elite ESP