La meganave Kingfisher desaparece

*ALERTA de la Federación de Pilotos*
Se ha perdido el contacto con la meganave Kingfisher en el sistema Hyades Sector YO-Q b5-1, tan solo un día después de su llegada.
La Kingfisher estaba equipada para transmitir señales a la anomalía interestelar denominada Taranis, con el objetivo de establecer comunicaciones con la misma de ser posible. Más de 3000 simpatizantes del movimiento xenopacifista se encontraban a bordo de la meganave cuando zarpó del sistema Andavandul.
Rani Zaman, una portavoz del equipo del Proyecto de Defensa Thargoide que monitoriza las comunicaciones de largo alcance con la meganave, comunicó a la prensa:
«Lamento decir que todo intento de contactar con la Kingfisher en cualquier frecuencia ha fracasado. El último mensaje que recibimos estaba muy distorsionado, pero parecía una llamada de auxilio. Estamos solicitando asistencia inmediata para localizar la meganave y proporcionar todo el apoyo que pueda necesitar».
La Federación respondió cancelando la restricción de acceso temporal al sistema Hyades Sector YO-Q b5-1 a todas las naves excepto los portanaves. Esta restricción se había acordado a petición del congresista Dalton Chase, que jugó un papel crucial en la creación de la Kingfisher para uso de los voluntarios del Proyecto de Defensa Thargoide. Tras restablecer el acceso al sistema, se ha enviado un grupo de investigadores federales para que evalúen la situación.
Algunos observadores han confirmado que la anomalía Taranis ha atravesado Hyades Sector YO-Q b5-1 a velocidad superluz. Al igual que el resto de señales solitarias, Taranis prosigue su camino hacia los sistemas centrales.

*ALERTA de la Federación de Pilotos*
Se ha perdido el contacto con la meganave Kingfisher en el sistema Hyades Sector YO-Q b5-1, tan solo un día después de su llegada.
La Kingfisher estaba equipada para transmitir señales a la anomalía interestelar denominada Taranis, con el objetivo de establecer comunicaciones con la misma de ser posible. Más de 3000 simpatizantes del movimiento xenopacifista se encontraban a bordo de la meganave cuando zarpó del sistema Andavandul.
Rani Zaman, una portavoz del equipo del Proyecto de Defensa Thargoide que monitoriza las comunicaciones de largo alcance con la meganave, comunicó a la prensa:
«Lamento decir que todo intento de contactar con la Kingfisher en cualquier frecuencia ha fracasado. El último mensaje que recibimos estaba muy distorsionado, pero parecía una llamada de auxilio. Estamos solicitando asistencia inmediata para localizar la meganave y proporcionar todo el apoyo que pueda necesitar».
La Federación respondió cancelando la restricción de acceso temporal al sistema Hyades Sector YO-Q b5-1 a todas las naves excepto los portanaves. Esta restricción se había acordado a petición del congresista Dalton Chase, que jugó un papel crucial en la creación de la Kingfisher para uso de los voluntarios del Proyecto de Defensa Thargoide. Tras restablecer el acceso al sistema, se ha enviado un grupo de investigadores federales para que evalúen la situación.
Algunos observadores han confirmado que la anomalía Taranis ha atravesado Hyades Sector YO-Q b5-1 a velocidad superluz. Al igual que el resto de señales solitarias, Taranis prosigue su camino hacia los sistemas centrales.


Source: Elite ESP